Get Adobe Flash player
Valoració d'usuari: / 1
PitjorMillor 
There are no translations available.

 

El pasado 12 de julio el Pleno de la Sindicatura de Comptes de Catalunya aprobó el informe 16/2016 relativo a la fiscalización de los gastos del Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca correspondientes al ejercicio 2014. Se adjunta el informe.

A la vista del informe se pueden observar un relato de irregularidades cometidas por el Ayuntamiento. Estas irregularidades no son más que las denunciadas por Democracia 3.0 en los continuos informes que nuestra formación política ha ido remitiendo a este órgano de fiscalización. 

 

Año tras año Democracia 3.0 ha denunciado irregularidades, ha emitido informes al respecto y ha votado en contra no sólo de las cuentas municipales sino también de los presupuestos que se han ido aprobando.

Todas esas irregularidades no sólo han sido negadas por el Alcalde, sino que además ha tenido la osadía de felicitar a su equipo económico. No cabía más que eso, porque el equipo económico no hace más que cumplir los deseos, irregulares, de nuestro Alcalde. 

Pero hablar de irregularidades es quedarse corto. El Alcalde de Sant Andreu de la Barca y su regidora de Hacienda han prevaricado, porque conocían suficientemente las irregularidades que se estaban cometiendo y han continuado haciéndolo en el transcurso de los años.

Pero en el reparto de responsabilidades no sólo nos tenemos que fijar en los cargos políticos que dirigen este ayuntamiento. También nos tenemos que fijar en la oposición contemplativa que no ha hecho su trabajo, que ha votado a favor de unas cuentas irregulares. Por añadidura y tal y como se cita en el informe también hay personal funcionario que tampoco ha hecho su trabajo. Todos en un momento u otro han sido felicitados por el Alcalde, incluso con palmaditas en la espalda.

Esperamos que se produzcan dimisiones inmediatas y que se inicien la exigencia de responsabilidades políticas y por supuesto penales. Esto es prevaricación en toda regla.

Esto no es una palmadita en la espalda es un empujón definitivo para que nuestro Alcalde abandone definitivamente sus responsabilidades.

A todo esto, el Alcalde, por escrito y ante la Sindicatura de Comptes de Catalunya, realiza alegaciones al informe en el que reconoce todas y cada una de las irregularidades. Lo que antes negaba ahora lo reconoce.

Pero esto no se acaba aquí, todavía queda la fiscalización del ejercicio 2015 que todavía no se ha producido. El resultado de ella será la detección de las mismas irregularidades y otras derivadas de las acciones de nuestro Alcalde, que hasta ahora se creía impune. 

Democracia 3.0 exige la dimisión del Alcalde y de la regidora de Hacienda, así como la exigencia de responsabilidades tanto administrativas como penales, si fuera el caso. 

PD. Tres días después de que la noticia tuviera repercusión en diversos medios informativos (Llobregat Digital y La Premsa del Baix) seguimos esperando que los medios informativos de nuestro municipio publiquen algo al respecto. La ley del silencio. 

Powered by SEM
 
Acords de col·laboració

 

Cercar en la web D3.0