Usar puntuación: / 2
MaloBueno 



Junto a la rotonda de entrada del pueblo podemos observar la existencia del Atrium, un centro comercial ilegal hasta el pasado mes de febrero de 2009. La Generalitat de Catalunya, a través de la Dirección de Comercio, ha regularizado su situación. Sin embargo continúa el trámite administrativo de recursos y posiblemente este tema termine en los tribunales.

La historia comienza en junio de 2002 cuando el ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca aprueba la construcción de un edificio destinado a uso comercial, ocio y restauración (Atrium). Este permiso contravenía la ley de equipamientos comerciales del año 2000 ya que previamente se deberían haber obtenido tanto un informe de implantación expedido por el ayuntamiento como la licencia comercial expedida por la Generalitat.

 

Tampoco se podría haber autorizado su implantación ya que el Plan Territorial Sectorial de Equipamientos comerciales 2001-2004 impedía la instalación de un centro comercial de estas características en nuestro municipio.
Constan en el expediente, en poder del ayuntamiento, informes desfavorables a la implantación de este centro comercial por parte de la propia Dirección General de Comercio, de la Subdirección General de Ordenación y Planificación y además un expediente sancionador resuelto en diciembre de 2007 contra la empresa COPERFIL GROUP S.L., actual promotora del centro comercial.

La propia Dirección General de Comercio reconoce en febrero de 2009 la inexistencia de licencia comercial, lo venía reiterando durante todo el año 2007, pero sin embargo ahora accede a regularizar su situación en base a los cambios normativos que se han ido produciendo durante este tiempo. La nueva ley de equipamientos comerciales del año 2005 y el nuevo Plan Territorial Sectorial de equipamientos comerciales 2006-2009 permiten ahora implantar centros comerciales en nuestro municipio.

No podemos obviar que ese centro comercial está construido ilegalmente a pesar de la existencia ahora de normativa que lo ampara, pero para eludir lo evidente la Dirección General de Comercio, el equipo de gobierno del PSC (con su Alcalde y Teniente Alcalde de Urbanismo a la cabeza) y la promotora del Centro Comercial se reúnen seis años después al objeto de regularizar la situación.

Tras el reconocimiento tácito, en las resoluciones de la Dirección General de Comercio, de la ausencia de licencia comercial la regularización mediante ampliación del centro comercial se argumenta en base a la existencia de una licencia municipal ambiental solicitada por CAPRABO S.A. para ampliar una actividad de supermercado de alimentación en régimen de autoservicio. Ampliación que no cabía al no existir una actividad previa de estas características en nuestro municipio por parte de la empresa solicitante.

Esta licencia municipal fue solicitada, con información privilegiada y antes de la entrada en vigor de la ley de equipamientos comerciales del año 2000, dos años antes de la construcción del centro comercial y cuatro años antes de que esta empresa iniciase la actividad.

Cabe reseñar que, a tenor de la Ordenanza Reguladora de la Intervención Integral de la Administración Municipal en las actividades e instalaciones y la Ordenanza fiscal núm. 10, la licencia municipal no debía haberse concedido porque ni existía la ubicación física donde implantar ese supermercado de alimentación y de existir habría caducado la licencia al procederse a la apertura del supermercado de alimentación dos años después de su concesión.

Democracia 3.0 dice
al Centro Comercial ubicado en la NII, a la entrada del municipio de Sant Andreu de la Barca, pero no a cualquier precio.

Previamente a la regularización y apertura del centro comercial se deben depurar todas las responsabilidades administrativas y judiciales que aquí se han relatado.

 

Powered by SEM