Usar puntuación: / 5
MaloBueno 


Ni nos callarán ni nos cegarán.

El pasado 15 de noviembre, como en tantos otros plenos del Ayuntamiento, el Alcalde rehusó contestar a las preguntas que el Presidente de Democracia 3.0 había formulado. Podría haber sido un pleno más, pero en ese mismo pleno se intentó justificar el motivo por el que no contestaban a las preguntas.


La justificación, en palabras del Teniente Alcalde de Hacienda, es que las preguntas habían de formularse por escrito.

Sin embargo la justificación que da el el Alcalde, en ese mismo pleno, es que el Reglamento Orgánico Municipal (ROM) impide contestar las preguntas que no se refieren a temas abordados en el pleno.

Ni una ni otra justificación tiene razón de ser.

El ciudadano debe dar obviamente principio de veracidad a lo que dicen sus gobernantes, siempre y cuando estos gobernantes digan alguna verdad. Este equipo de gobierno, del PSC, nos tiene acostumbrados a no decir la verdad y en esta ocasión tampoco iba a ser una excepción.

Por ello el Presidente de Democracia 3.0 clamó mentira en el pleno, pero en virtud de ese principio de veracidad que citamos hemos de demostrar que lo dicho era mentira y por tanto les copiamos íntegramente lo que dice el artículo del ROM en el que se aborda este tema.

Democracia 3.0 continuará formulando preguntas en los plenos, preguntas incómodas que no realizan los medios de comunicación de nuestro municipio y que ni se plantean los grupos políticos de la oposición con representación en el pleno. Continuaremos exigiendo nuestros derechos y el de los ciudadanos, continuaremos exigiendo información y transparencia y continuaremos exigiendo que aflore la verdad en un gobierno de nebulosas.  

Reglamento orgánico municipal del Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, aprobado definitivamente en sesión del Pleno de fecha 28 de marzo de 1988. Publicado en el Boletín Oficial de la Provincia núm. 116, de 14 de mayo de 1988.
 

"Art. 18. De las interpelaciones y preguntas. En lo que concierne a este artículo se tratará de la forma siguiente:


a) En las sesiones ordinarias después de despachar los asuntos comprendidos en el orden del día los Concejales podrán formular preguntas e interpelaciones. Acabado el turno para los Concejales se abrirá también un turno de ruegos y preguntas para los ciudadanos asistentes al Pleno.
El interpelado o preguntado podrá contestar en el acto si considera que dispone de la información y datos precisos para ello o al final de la siguiente sesión ordinaria antes de entrar en las interpelaciones y preguntas de esa sesión. También podrá contestar por escrito sin esperar a la siguiente sesión si el autor de la pregunta así lo aceptase.

b) Las interpelaciones y preguntas podrán contener una o varias preguntas escuetas sobre una sola cuestión, interrogando sobre un hecho, una situación o una información sobre si el Alcalde o la Comisión de gobierno han tomado o van a tomar alguna decisión en relación con un asunto o si van a someter al Pleno algún proyecto o documento o a informarle acerca de algún extremo.

c) La tramitación de las interpelaciones o preguntas se ajustará al siguiente orden: tras la escueta información de la pregunta por el Concejal o ciudadano interesado, contestará el preguntado. Aquél podrá intervenir a continuación para replicar o preguntar y tras la nueva intervención del interpelado terminará el debate. Los tiempos se distribuirán por el Presidente sin que en ningún ca-so la tramitación de la pregunta pueda exceder de cinco minutos.
Terminado el tiempo de una intervención el Presidente automáticamente dará la palabra a quien debe intervenir a continuación o pasará a la cuestión siguiente."


 

Powered by SEM