Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 7
MaloBueno 



Tanto en la presentación oficial, como en la inauguración del Teatro Núria Espert se nos calificó el edificio como sostenible.  ¿Es correcta esta afirmación?. Democracia 3.0 a través de este análisis romperá el mito de que el Teatre Núria Espert es un edificio sostenible.

¿Qué es un edificio sostenible? es una estructura (de cualquier tipo) que es eficiente en los recursos que emplea, saludable y productiva para sus ocupantes, que maximiza el retorno sobre la inversión en su ciclo de vida, y que a través de su eficiencia produce una ligera huella en el planeta.
 

Asimismo se puede definir la eficiencia energética como la reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir el confort y la calidad de vida, protegiendo el medio ambiente, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible en su uso.
 

¿Cuándo se considera que un edificio es sostenible?
 

No se puede decir que un edificio es sostenible sin más argumento que citar la palabra. Los edificios, tal y como ocurre con los electrodomésticos, también cuentan con etiquetado de eficiencia energética.

 

El etiquetado en un edificio puede darse tanto en el proyecto como en la ejecución de la obra, pero:

1.- ¿Cómo se puede decir que un edificio es sostenible cuando su proyecto no tiene el certificado de eficiencia energética? ¿Se ha tramitado a través del Institut Català de Energia el certificado energético del proyecto?

2.- ¿Se ha evaluado y certificado el edificio en base al sistema de clasificación de Edificios Sostenibles del Consejo Construcción verde, o cualquier otro sistema internacional?

La primera pregunta es fácil de contestar, ya que si se tiene se debe presentar antes de la ejecución de la obra, y exhibirlo en los edificios, ya que es obligatorio en los públicos. ¿Alguien ha visto el etiquetado? Si los materiales, el sistema constructivo y de instalaciones del proyecto no son eficientes nunca lo podrá ser el edificio.


 

El sistema constructivo


No podemos hacer un análisis exhaustivo de si los materiales y el sistema constructivo del Teatro Núria Espert cumplen o no los criterios de eficiencia energética, pero sí que podemos analizar la fachada, por ejemplo. Esta fachada se ha construido, de forma tradicional, con cámara de aire  y tabique interior y exterior.

El sistema empleado no es muy eficiente energéticamente hablando. Existen otros como el de la fachada ventilada que son más beneficiosos y evitan, con la aireación, que se produzca un calentamiento de la piel exterior del edificio.  Podemos concluir por tanto que el sistema de fachada utilizado en el Teatre Núria Espert es poco eficiente energéticamente.

La climatización interior se ha construido en base a conductos de aire con alto gasto energético, ¿no se podrían haber utilizado las placas solares para abastecer de agua caliente y de calefacción al edificio? Todo apunta a la falta de previsión en su momento para no adoptar este sistema.

 

La Estación Transformadora
 

Se ha instalado junto a la construcción del edificio una Estación Transformadora que sirve para transformar la alta tensión de la red en baja tensión. Esta estación se construye habitualmente cuando las peticiones energéticas del edificio son elevadas (un valor de 100kW), y no se cuenta en las cercanías del edificio con estación transformadora de dónde obtener esta cantidad de recursos energéticos.

Pero si con las placas fotovoltaicas podríamos haber suministrado energía al edificio ¿por qué se ha instalado una estación transformadora? Pues porque en el proyecto no se contempló que las placas abastecieran de energía al edificio.
 
 

Las placas fotovoltaicas
 

El sistema de placas instalado en el espacio exterior, a modo de pérgola, son placas fotovoltaicas, es decir, estas placas generan energía eléctrica procedente del sol para introducirlas en la red general, pero no van a beneficio del edificio sino de la red. La energía generada no es utilizada en el edificio sino vendida.
 

Conclusiones
 

Las placas fotovoltaicas sólo proporcionan un beneficio energético directo al Teatro Núria Espert al cubrir el sol de la fachada, evitando su calentamiento. Económicamente hablando se genera un beneficio energético, pero no porque se genere energía eléctrica para el autoconsumo del edificio sino porque esa energía que es captada se transforma, se reintroduce en la red eléctrica, y se vende través de la estación transformadora.

No se puede decir por tanto que el Teatro Núria Espert sea un edificio sostenible por los siguientes motivos:

1.- No contamos con la etiqueta de eficiencia energética
2.- No disponemos de instalaciones de alta eficiencia energética
3.- No disfrutamos de todas las ventajas que pueden proporcionarnos las placas solares fotovoltaicas. Las utilizamos para la venta de la energía solar captada, una vez reintroducida en la red eléctrica.

Recordamos que la exhibición de la etiqueta de eficiencia energética es OBLIGATORIA para los edificios públicos. ¿La han visto en el Auditorio?

Para finalizar, si se quería un edificio sostenible se debería haber planteado este como tal, desde el proyecto, con unos sistemas constructivos y de instalaciones óptimos encaminados a obtener la eficiencia energética, y no sólo instalar un sistema de placas solares para la venta de energía y sin aprovechamiento interno. Puro marketing.

Estamos comprobando la otra definición que se le ha dado al Teatro Núria Espert, accesible, y emitiremos el correspondiente informe. Existen dudas sobre ello desde el punto de vista técnico.


 

Ana Campillo
Arquitecto técnico
 

Powered by SEM
 

Comentarios  

 
+1 #1 NOS TOMAN POR TONTOSface 23-11-2010 16:16
Como siempre , este equipo de gobierno vendiendo humo..........
Citar
 
Acuerdos de colaboración

Buscar en la web D3.0