Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

 

En el pleno de este mes de septiembre se aprobará por mayoría la Cuenta General del Ejercicio 2011, o lo que es lo mismo, se dará por buena la contabilización de ingresos y gastos realizada por parte del Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca.

Previsiblemente todos los partidos votarán a favor, salvo Democracia 3.0 que lo hará en contra ya que hemos podido constatar, entre otras cosas, la existencia de expedientes de coste en los que no se ha tenido en cuenta la tramitación administrativa correspondiente. (Ver informe)

En nuestro afán de que los ciudadanos de Sant Andreu de la Barca conozcan en qué se gastan sus impuestos daremos algunos datos, relacionados con el ejercicio 2011, que quizás sorprendan a algunos y sonrojen a otros.

 

Dentro de la campaña electoral previa a las elecciones municipales suele celebrarse un homenaje a nuestros mayores. En el año 2011 el coste, sólo en comida, de este homenaje  ascendió a 51.840 euros. En paralelo, dentro de ese mismo periodo electoral, el Ayuntamiento contabilizó también una factura por importe de 6.480 euros en concepto de “Sopar empresaris 7/5/11”.

En 2011 el concepto de caterings diversos  ascendió a 120.710,27, de los que a final de año se habían pagado 103.158,54 euros y se adeudaban 17.551,73 euros.

El pasado mes de septiembre, con ocasión de la Festa Major, Democracia 3.0 distribuyó un boletín informativo en el que hacíamos constar que nuestro Ayuntamiento, durante 2011 y en un único restaurante, había contabilizado comidas de trabajo por un importe cercano a los 10.000 euros. El resultado de una de esas comidas de trabajo ha supuesto para nuestro Ayuntamiento la obligación de devolver a la empresa propietaria del Centro Comercial Atrium, que se encuentra en concurso de acreedores y administrada concursalmente, un importe de 646.814,30 euros. Derecho que reclaman otros propietarios del sector en el que se ubica el centro comercial y se les niega. Posteriormente dicha empresa ha anunciado la presentación de una demanda contra el Ayuntamiento al que le exige el reconocimiento de unos derechos que superan la nada despreciable cifra de 4 millones de euros.

Pero la anécdota de esta columna de opinión se centra en el precio del chocolate en función de quien lo suministra. Una de las empresas encargadas de las chocolatadas populares de este Ayuntamiento cobró por dos de ellas 1.255 euros, con ocasión del día de los derechos de los niños y de la diada de Sant Jordi; mientras que otra empresa por la chocolatada celebrada con ocasión de la inauguración del barrio del Palau, realizada en diciembre de 2010, cobró 3.240 euros con cargo al presupuesto del año 2011. La explicación cabría buscarla en “la fluctuación de los precios del chocolate”.

(Publicado en diari Sant Andreu - septiembre 2012)

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

Powered by SEM