Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

 

No es ninguna novedad que quien suscribe estas líneas haya apostado desde el año 2007 por la eliminación de la figura del Patronato Municipal de Deportes como fórmula de gestión del deporte municipal. Democracia 3.0 ha puesto en evidencia que la planificación presupuestaria ni se ajustaba a los costes del servicio ni a los ingresos esperados, basados en la máxima ocupación de las instalaciones deportivas y en un nivel de abonados de imposible consecución.

El Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, gobernado por el PSC, se ha empecinado durante años en mantener esa fórmula de gestión realizando continuas aportaciones presupuestarias, extraordinarias en algunos casos, que permitieran alcanzar el equilibrio presupuestario.

La muestra más reciente de este empecinamiento se produjo el pasado mes de diciembre cuando el portavoz del grupo municipal socialista, Sr. Castellar Millán, manifestaba en el pleno que “…creemos en el servicio público…” y proseguía su intervención diciendo que “…el Patronato cuando tenga dificultades económicas el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca irá a su rescate, porque hace un servicio público”. Actitudes como esta han provocado que en el periodo 2007-2010 los resultados fueran negativos pese a los esfuerzos municipales por equilibrar el presupuesto.

En el año 2011, con la nueva piscina en funcionamiento, se cerró el ejercicio presupuestario del Patronato con un superávit cercano a los 250 mil euros. El dato aunque pueda parecer positivo es irreal, ya que la actividad de la nueva piscina no se presupuestó por el Patronato y el Ayuntamiento a final de año tuvo que contabilizar, que no pagar, una aportación extra de 262 mil euros para maquillar el resultado presupuestario y la liquidación del ejercicio. Un artificio contable que de no haberse realizado hubiera mostrado un resultado negativo en el ejercicio, como en años anteriores.

Parece que finalmente el Ayuntamiento ha entrado en razón y el pasado mes de agosto se resolvió por Decreto incoar la disolución y liquidación del Patronato Municipal de Deportes. La decisión la justificaba el Alcalde en base a que “Es tracta de trobar fórmules capaces de millorar el servei, amb una gestió més simplificada i més econòmica que la actual, sense sacrificar la qualitat del servei”.

Desconocemos el motivo que justifica el cambio de criterio en tan sólo ocho meses. Pero lo que queda claro es que el Alcalde, con sus hechos, ha desautorizado las palabras del portavoz municipal socialista. Últimamente esta falta de sintonía viene siendo habitual.

Democracia 3.0 celebra que se acabe con este modelo de gestión deficitario, sin embargo nos queda un regusto amargo por el tiempo perdido, en el que se han obviado las alertas que íbamos dando, y porque esta disolución no viene acompaña de alternativas. La disolución, sin más, genera incertidumbres y preguntas: ¿cómo se gestionará el deporte municipal?, ¿se privatizará el servicio? tal y como apuntó el Alcalde en el pleno del mes de septiembre, ¿qué ocurrirá con los trabajadores del Patronato?, ¿pagarán ellos los platos rotos de este empecinamiento? y la que afecta a más ciudadanos ¿se encarecerá el servicio? Demasiadas preguntas en el aire, quizás encuentren algunas respuestas en el programa electoral que Democracia 3.0 elaboró en el año 2011.
 

(Adelanto de la publicación en el diari Sant Andreu - octubre 2012)

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

Powered by SEM