Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

 

ARTÍCULO OPINIÓN DIARI SANT ANDREU

Oponerse a los recortes en educación y sanidad, tal y como se recoge en una pancarta a la entrada de nuestro municipio, resulta cuanto menos gracioso sobre todo si la pancarta la cuelga precisamente quien realiza esos recortes. Plástico mojado que se desgarra día a día y que terminará llevándose el viento.

El pasado año contra las recomendaciones del Síndic de Greuges, con el silencio de la inspección educativa, con el beneplácito del pleno del Ayuntamiento, a pesar de los recursos de Democracia 3.0, contemplamos como algunos de nuestros menores tenían que ir a una guardería que no habían solicitado. Se cerraron aulas en “El Trenet” y los niños tuvieron que ir a “Casa Estrada”.

 

Pero el camino tiene dos sentidos y este año, por extraño que parezca, el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, PSC con el apoyo de ERC, ha decidido reorganizar las prescripciones de las guarderías municipales. Tras barajarlas bien y hacer montoncitos, se les ha ocurrido la feliz idea de abrir nuevas líneas en el Trenet, las que cerraron, cubriéndolas con las peticiones de Casa Estrada. Los padres, la comunidad educativa, y por supuesto Democracia 3.0, estamos sorprendidísimos. ¿Por qué?

Es cierto que el Ayuntamiento se ha reunido con nosotros y nos ha dado peculiares explicaciones. La mayoría de ellas centradas en cuestiones económicas derivadas de la, en otros tiempos negada, crisis económica. El criterio pedagógico, la legislación, los intereses de padres y niños, así como los puestos de trabajo de las educadoras no se han tenido en cuenta en estas reuniones.

Para nuestro Ayuntamiento los contratos firmados, los compromisos, no tienen validez. Se renegocia o se impone si es necesario. ¿Problemas económicos?, no debe ser esta la motivación cuando según el propio Ayuntamiento existe tesorería suficiente y el presupuesto del pasado año se cerró con superávit.

¿Descenso de la demanda?, ¿obedece al descenso de la natalidad?, al menos el pasado año no, de este no disponemos de datos oficiales. ¿El paro afecta? Evidentemente, pero cada día los padres toman mayor conciencia de que escolarizar a los niños desde temprana edad redunda beneficiosamente en su formación y adaptación posterior a la primaria. Los recursos económicos de los padres en paro menguan día a día, pero el Ayuntamiento puede y debe ayudar a estas familias. Hemos de recordar que la Generalitat ha reducido las subvenciones y el Ayuntamiento ha subido los precios de la escolarización, que prácticamente se sitúan al nivel de la privada.

La privada sin embargo sí que cubre las vacantes ofertadas. ¿Qué motivos aducen los padres para llevar a sus hijos a la privada? No nos trasladan que la calidad educativa sea mejor, pero las reuniones que hemos mantenido con muchos padres apuntan a que existen dos motivos concretos: el primero se centra en la configuración física de los espacios de las guarderías; el segundo, menor, apunta a los horarios de acogida y permanencia.

Si cada año se ha de reorganizar o desmantelar una guardería, contra las pretensiones y expectativas de los padres, podemos llegar a una conclusión muy clara: algo no se está haciendo bien. Tropezar con la misma piedra año tras año es cosa de humanos, o como en este caso de inhumanos. ¿Es intencionado?

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

Powered by SEM