Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

 

 

ARTÍCULO OPINIÓN DIARI SANT ANDREU

El otro día en las redes sociales participaba en un interesante debate sobre los medios de comunicación y sus posicionamientos sobre la independencia de Catalunya. No voy a hablar sobre independencia sino sobre los profesionales de la información, o los que se dedican a ella sin serlo.

Una de las personas que debatía expresaba que en Catalunya, cómo no podía ser de otra manera, hay libertad de expresión; si bien ponía en entredicho que los cauces para ejercerla sean libres. Las preguntas a responder son: ¿los medios de comunicación son libres e independientes? ¿Existen periodistas u opinadores?, ¿el periodismo, o los medios de comunicación, son negocios que dan de comer o son un servicio de información para la ciudadanía?

La Generalitat en plena crisis económica y mientras recortaba en sanidad, educación y servicios sociales, incrementaba en más de un 50% por ciento las subvenciones a los medios de comunicación privados. Se pasó de seis millones de euros a cerca de nueve y medio. Son datos oficiales.

 

 

Quien tiene los medios de su lado se garantiza que la información que emite tenga un trato diferente, preferencial. ¿Se compra la información? ¿Se compra la opinión? A mi juicio, no cabe duda.

A nivel local la situación se agrava aún más. Los medios locales dependen económicamente, y casi en exclusiva, de los poderes políticos, del gobierno de turno, del Alcalde de turno. La subsistencia de estos medios queda garantizada ensalzando las bonanzas políticas y minimizando, u ocultando, los despropósitos de aquellos que gobiernan. Estos pequeños medios y sus profesionales, si lo son, acaban convirtiéndose en estrechos colaboradores de la desinformación.

No es la primera vez que Democracia 3.0 muestra su desagrado con esta situación, pero ahora es más evidente que en otros momentos. Minutos y minutos se dedican a publicitar a qui paga, perquè qui paga mana. En numerosas ocasiones quien paga, el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, incumple la ley de contratos y los procedimientos de contratación son irregulares. Es el caso de los contraídos con el Diari de Sant Andreu (30.792€) y con Sant Andreu TV (31.819,8€) en 2012. Además de D3.0 lo dice la propia interventora municipal, sustituida en abril de este año.

En los medios locales no se ha escrito ni una línea, ni grabado un minuto, sobre la realidad del centro comercial Atrium; sobre los motivos de las reciente remodelaciones/ceses del equipo de gobierno del PSC; sobre que un concejal designado por el Alcalde siga cobrando 3680 euros brutos mensuales cuando se le han retirado numerosas funciones y además incumple con sus obligaciones de asistencia.

De motu proprio no se ha publicado ni una sola coma sobre las relaciones empresariales en Mozambique entre el Alcalde, el concejal del PP, la esposa del primero y la pareja de la actual Teniente Alcalde de Hacienda; con la colaboración necesaria del esposo de la embajadora mozambiqueña en España.

Anecdótico es también contemplar las reseñas informativas que ha merecido que la Fiscalía Provincial de Barcelona haya archivado la denuncia que el Ayuntamiento formuló contra quien escribe estas líneas. Esta situación contrasta con los numerosos minutos y artículos que se publicaron para anunciar la acusación, infundada, de apropiarme de dinero público. Qui paga mana y a comer se ha dicho.


Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

 

 

Powered by SEM