Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 

 

 

ARTÍCULO OPINIÓN DIARI SANT ANDREU

En agosto del pasado año y por decisión unilateral del Alcalde de Sant Andreu de la Barca se acordaba elaborar expediente de disolución y liquidación del Patronato Municipal de Deportes de nuestro municipio. La motivación era encontrar fórmulas capaces de mejorar el servicio, con una gestión más simplificada y más económica que la actual, sin sacrificar la calidad del servicio.

Desde ese momento hemos escuchado mensajes contradictorios por parte del Alcalde que ha hablado de privatizar el servicio; de abrir el diálogo con la oposición para encontrar la forma de gestión óptima y eficaz de la oferta pública de deporte municipal; e incluso de la existencia de informes de la Diputación que avalan como óptima la gestión deportiva municipal a través del Patronato de Deportes.

No se puede defender una cosa hoy y mañana otra, confunde y crea incertidumbre. ¿Hay norte?
 

Para el pleno de este mes de octubre se ha incluido en el orden del día no sólo la disolución del Patronato de deportes sino también el encargo de la gestión del deporte municipal a la empresa PRIVADA municipal SAB-URBA.SL. Les dirán que el deporte municipal seguirá siendo municipal, pero esta empresa se rige por la legislación sobre sociedades de capital y por tanto ha de pagar impuestos como cualquier otra persona jurídica de carácter mercantil.

Hemos de tener en cuenta que durante el año 2012 el Patronato Municipal de deportes recibió 343 mil euros de aportación directa de los presupuestos municipales. Según la cuenta de pérdidas y ganancias se obtuvieron unos “beneficios” cercanos a los 90 mil. Con estos datos los ciudadanos de Sant Andreu de la Barca tendrían que pagar, entre otros, por el impuesto de sociedades si la gestión se hace a través de la empresa municipal. Dinero público se perdería vía impuestos, ¡gran negocio!

Quedan otros aspectos en el aire que conviene también resaltar como son la futura ley de bases de régimen local y la posible eliminación de las empresas de capital público; la situación en la que quedarían los trabajadores del Patronato ante esta incertidumbre jurídica; la ausencia de participación ciudadana en el diseño de las políticas deportivas municipales; la ausencia de presencia de Democracia 3.0 en el consejo de Administración de la empresa municipal que nos imposibilitaría ejercer un control sobre algo más de 2,5M de euros de presupuesto,…

En otro orden de cosas cabe también hacer mención a la tramitación que desde el área de urbanismo del Ayuntamiento se lleva a cabo con una de las pocas parcelas edificables de nuestro municipio, la ubicada en el margen izquierdo de la entrada por la autovía, junto al CEIP Josep Pla. El empecinamiento en adecuar esta zona para habilitar techo comercial, hasta un máximo de 2600m2, posibilitaría el establecimiento de diferentes formas comerciales, bien sea un hipermercado o un mediano establecimiento comercial en formato de centro o galería. No hay claridad al respecto y nos tenemos que fiar de palabras que, teniendo en cuenta la actitud del PSC de Enric Llorca y su trayectoria, hoy son blanco y mañana negro en función del capricho del momento.

Parecen olvidar, y deberían no hacerlo, que a la entrada de nuestro municipio existe un centro comercial fantasma fruto de, como poco, innumerables irregularidades legislativas. A fecha de hoy 5000 m2 de superficie comercial están cerrados, pero la brújula socialista continúa fijando erráticamente el norte polar. Este municipio necesita otra brújula, una que no esté imantada, y que defienda los derechos de los ciudadanos de Sant Andreu de la Barca y no intereses personalistas y privados.
 


Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

 

Powered by SEM