Get Adobe Flash player
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

 

ARTÍCULO DE OPINIÓN DIARI DE SANT ANDREU

Hace años me aficioné al mus, ya saben, el famoso juego de cartas. Aparte de por mis propias vivencias personales, del mus aprendí, o reafirmé, que los tramposos son repudiados, que no caben. Las cartas y las reglas mandan. No hay mangas largas en las que esconder y por ello al mus se le define con la expresión “juego de caballeros”.

La política debería ser algo parecido, cartas encima de la mesa y cumplimiento de las reglas. Sólo entonces la política y los políticos serán considerados por su labor, generando confianza y no el rechazo en la sociedad que actualmente reflejan las encuestas.

Democracia 3.0 gobernaría Sant Andreu de la Barca de otra manera más transparente, más participativa, más cercana, más lógica con la realidad que nos envuelve, pero hacemos de oposición y los temas que se plantean, muchos no nos gustan, tenemos que intentar acercarlos a esa forma de actuar que ejerceríamos si estuviésemos gobernando.

 

Hago esta reflexión, navideña si me apuran, ya que Democracia 3.0 hace de oposición porque los ciudadanos decidieron en las últimas elecciones que ese era nuestro lugar.  En ocasiones la sensación que llega al ciudadano es que pretendemos dinamitarlo todo, que somos el “no” por sistema, a pesar de que intentamos explicar la motivación de nuestro sentido del voto. La realidad es que a pesar de que no gobernamos, decimos “sí” en más de un setenta por ciento de ocasiones. Y decimos sí, en muchas ocasiones y a pecho descubierto, porque creemos que es bueno para la ciudadanía lo que se propone a votación, y porque aportamos muchas mejoras a las propuestas planteadas antes de dar ese sí rotundo.

Somos proactivos y colaboramos cuando se detectan problemas de inundaciones a la entrada de nuestro municipio y planteamos soluciones, que se pactan y complementan con el gobierno municipal. Por cierto este tema se va a intentar solucionar en breve, no de la forma que nos gustaría, pero creo que la solución propuesta va en la línea de atajar el problema, aunque queda recorrido para darle la solución definitiva y necesaria.

¿Cuándo decimos que “no”?, pues supongo que ya lo habrán deducido. Lo hacemos cuando se hacen trampas y con ello me refiero a que no se ponen todas las cartas encima de la mesa y se incumplen las reglas del juego. En ese momento somos pura oposición, y nos oponemos enfrentándonos dialéctica, administrativa y judicialmente hablando, si es necesario.

Nos plantamos cuando nos ocultan información, cuando plantean soluciones a problemas que no existen, o cuando los planteamientos obedecen a soluciones de problemas que el propio equipo de gobierno socialista ha generado.

Por poner un ejemplo me referiré a las deficiencias en la gestión urbanística de nuestro municipio. Aquí no aprende nuestro gobierno municipal, ni con palos. Hace poco se planteó y aprobó una modificación urbanística en nuestro municipio, sin más trascendencia. Parecía coherente y justificada, aunque no era cierta. Obedecía a una sentencia judicial reciente, que se nos ocultó, en la que se anulaba una modificación urbanística realizada en el año 2002,  la de la zona del centro comercial Atrium. La sentencia probablemente sea revocada en una instancia superior, pero ante el temor de los antecedentes previos en los juzgados, se decidió, ocultando información trascendente, poner un parche ante una hipotética herida grave en el planeamiento urbanístico. Así no se hacen las cosas, este no es un juego de caballeros.

En la próxima columna de opinión les hablaré de presupuestos, pero como que dinero y navidades son temas incompatibles y sensibles tan sólo les desearé unas felices fiestas y un próspero año 2015. Por cierto sean caballeros y damas, en su caso, no tomen malos ejemplos como regla de vida.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
José Manuel García Bravo
Concejal de D3.0 en Sant Andreu de la Barca

 

Powered by SEM